PEÑAFIEL – LA HOSTELERIA

No pretendo enmendar la plana a nadie, y mucho menos juzgar los errores que hayamos podido cometer, pero si es cierto que la dejadez de todos está llevando a Peñafiel a un agotamiento de difícil  retorno.

Comerciantes de Peñafiel, creo que sois conscientes de la situación de nuestro bien amado pueblo. Todos sabemos que  poco a poco se apaga, esta crisis que “nadie” esperaba nos ha pillado a todos con el pie cambiado, y después de casi 6 años a un  no habéis sabido reaccionar.

 

Todos sabemos que solo nos quedan dos industrias que dan empleo a un buen número de personas, “Santiveri  y Flor de Esgueva”. Por desgracia aquellos buenos tiempos en nuestro pueblo, en los que había una industria viva y pujante, hace mucho tiempo que se termino. Siendo casi imposible que eso vuelva a suceder en corto plazo, pero no a largo.

No se trata de echar culpas a nadie, aunque cierto es que todos la tenemos, algunos tienen más que otros.

Tampoco se trata  de juzgar errores pasados, lo que debería ser, por el bien de todos, es hacer un análisis de lo que tenemos y lo que podemos hacer para dar un giro de actividad a nuestro Peñafiel.

Considero que lo primero, debería ser  reconocer que somos incapaces de entendernos entre nosotros para poner soluciones a problemas comunes que nos anquilosan.  Lo segundo es hacer un acto de reflexión y darnos cuenta de que somos muy poco humildes, y muy egoístas, solo nos preocupa lo inmediato, lo nuestro, y cuanto más reducido sea lo “nuestro” mejor, así tendremos menos competencia socialmente, pero eso es una mirada muy corta, porque si vemos caer al vecino, ¿Cuanto crees que tardaras en caer tu?

El tercer punto sensible es la envidia que tenemos metida en nuestro ADN. Ya  que no queremos que el vecino prospere, preferimos ser todos tuertos, pero que él, sea ciego. ¿No sería mejor que no hubiese ningún ciego ni tuerto? ¿Que gracias a la colaboración y buen hacer de todos, cada uno en la medida y apartado que le corresponda, se capaz de dar todo lo que sepa y pueda? Tal vez se sienta más recompensado.

Por que no aparcamos nuestros complejos de clases, de familias, de poder económico, y luchamos contra un mal, que a todos, de una manera u otra nos está golpeando duramente donde más nos duele, la vida  y la dignidad.

Sé que muchos piensan que el ayuntamiento lo tiene que solucionar todo, pero olvidamos que el ayuntamiento somos todos, y todos tenemos la obligación como vecinos, de trabajar codo con codo, con cualquier ayuntamiento que nos toque, sin importar el color que lo administre. Eso no quiere decir que si al pueblo  no lo tienen en consideración, el pueblo se tenga que callar, esa, la de decir lo que pensamos también es nuestra obligación. Como obligación es no permitir que la convivencia se deteriore y se convierta en un conflicto permanente entre vecinos.

Deberíamos de ser conscientes que en este momento nuestra salvación esta  en los “servicios” en consecuencia en el turismo, que ha pasado de ser una actividad casi marginal, a la mas principal. ¿Pero cómo cuidar de que esta actividad crezca?

(Me decía un amigo catalán hace años en Barcelona: No entiendo como en tu tierra, Castilla, la gente es tan poco solidaria o “tonta”. ¿Por qué dices eso? Pues fíjate lo que me paso el agosto pasado;  me traslade a comprar paja empaquetada para mis vacas, en la finca que tengo en Lérida,  a un pueblo de Palencia. Fui preguntando a los agricultores que la vendían, hablo con uno que me pide un precio X, le digo que no, que es muy caro. Me dice entonces, bueno, se lo dejo “en tanto menos”, pero con una condición, que si compra mas paja al vecino, le diga que me ha pagado un 30% menos de lo que me ha pagado. Claro yo no daba crédito a tan estúpida propuesta. ¿No sería mejor para ellos ponerse de acuerdo y pedirme los dos lo mismo, incluso pedirme un poco más para negociar y llegar a un precio justo? Le respondo: si, claro, eso sería lo inteligente, pero ya ves, la envidia en Castilla sigue estando vigente.)

 

Empecemos por la hostelería; ¿Es buena nuestra hostelería? Obviamente no. Pero en cambio nos creemos que es muy buena, que está a la altura de los grandes sitios turísticos. Me sorprende, porque hoy todo el mundo viaja y ve como se trabaja en otros lugares del mundo. Que el fijarse y aprender también es una obligación del empresario que abre un establecimiento de cara al público, observar, aprender, practicar.

Siguiendo con la hostelería, es de vital importancia la higiene, la limpieza y la imagen. Se pueden tener establecimientos sencillos, sin lujos, ni decoraciones de diseño, pero eso no quita para que se pueda comer sopa en el suelo del establecimiento. -Había una familia en este pueblo, que era tan humilde que tuvieron que acondicionar un gallinero, y meter  allí a sus cinco hijos, poniendo un suelo de cemento y una cocina económica de esas de carbón, y las camas en fila en toda la línea pared, pues bien, cuando esta familia tenía un enfermo en casa, y recibía la visita del médico, este hacia siempre el mismo comentario “Fulanita, tienes más limpia esta casita que muchas otras que no les falta de nada, da gusto venir aquí”-.

Esa debe ser la actitud del hostelero, hacer que la gente que le visite quiera volver, o por lo menos que no le cueste entrar de nuevo en tu establecimiento. Pero además uno mismo tiene que estar en perfecto estado de revista. -Hubo un hostelero en Peñafiel, que a sus empleados les miraba todos los días las uñas y la barba, así como el pelo que estuviese todo bien limpio, y por supuesto la ropa sin “lámparas”.-

Son pequeñas anécdotas que se tendrían que tener en la cabecera de la cama, para que nos recordase lo que tenemos que hacer cada día cuando abrimos nuestro establecimiento.

Si queremos que venga gente a Peñafiel, algo tenemos que hacer, y para que se pueda promocionar nuestro pueblo, tenemos que tener al día nuestros establecimientos, se tiene que dar la vuelta a todo, y se tiene que dar en un plazo corto.

 

-45 establecimientos de hostelería, entre HOTELES, HOSTALES, RESTAURANTES, BARES.-

 

¿Que propuestas se están planteando al consistorio para activar esta pieza del comercio, que es la primera que pone cara a Peñafiel?

Lo que se va, no vuelve, lo tenemos que traer entre todos, pero mejor, no dejarlo escapar.

Es tu obligación.

Es tu compromiso.

1 Comentario

  1. Isabel de Limpiezas Lucena
    12 de Diciembre de 2015

    Hola, estoy totalmente de acuerdo. Muy buena página, desde hace un tiempo os sigo. Besitos y hasta pronto!!

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *