PEÑAFIEL – DIGNIDAD

He vivido una vida intensa, al límite en multitud de ocasiones, forzando a las divinidades a reaccionar, a obligar que se definiesen. No podía ni quería ser comparsa de una cerca de mansos borreguitos, de agradecidos canes que saltan cuando su amo les hace una caricia y al poco tiempo le da una patada, no les importa lo tirano que llegue a ser, ellos siempre están a sus pies… Día tras día labrando una forma de ser, arriesgando todo, exigiendo sentido común, amor incondicional en todos los ámbitos y rincones del ser humano, dando todo lo que era capaz de dar. Todo estaba puesto en cuarentena, pero no dejaba de creer en ese imperfecto y egoísta dominador de las bestias llamado ser humano… ¿Eres tú, masa de carne andante el que te montas por encima de las conciencias? ¿El que viajas gratis por esta tierra llena miedos y complejos?...

Leer más